No hay bambino de 14 a 20 años en riesgo de exclusión que no se haya alquilado para atarlos al cabezal de la cama, pero ahora, que lo más sexual que puede hacer a los niños es besarles en la frente, es víctima del patriarcado... https://t.co/7J1osFMFof pic.twitter.com/fiaOcbg9e0

— Cristina Seguí (@CristinaSegui_) February 20, 2021